Chufas: 10 razones para consumir este superalimento

Chufas: 10 razones para consumir este superalimento
2voto
1 2 3 4 5
¡Gracias por votar! Este artículo

¿Qué sería del verano sin una exquisita horchata de chufa bien fresquita? Uhmmm, seguro que se te está haciendo la boca agua de solo pensarlo. Pues, ¡atención!, porque la chufa es un superalimento que no debería de faltar en tu despensa.

 

Hoy os queremos hablar de la chufa, un pequeño tubérculo que crece en las raíces de la planta herbácea Cyperus esculentus y que está asociado indiscutiblemente a la rica horchata de chufa cuyas grandes virtudes nutricionales para el organismo son desconocidas para muchas personas.

 

La chufa tiene un sabor especial y único con un ligero toque parecido al coco; muchas personas la asociación como hemos dicho a la horchata tradicional que se comercializa llena de azúcar o elaborada a base de concentrado, algo que nosotros desaconsejamos. Lo mejor es probar la bebida de chufa 100% natural, en la que vas a descubrir su auténtico sabor y, sobre todo, te vas a beneficiar de todas sus virtudes nutricionales. Vamos allá con esas 10 buenas razones para que en tu despensa tengas chufas. Chufa

 

1.- Aporta a la dieta una gran cantidad de fibra importantísima para regular el estreñimiento. Mejora la flora intestinal y tiene la capacidad de saciar el apetito.Su aporte de fibra no eleva los niveles de glucosa en sangre, por lo que es perfecta para prevenir y combatir la diabetes.

 

2.- Es rica en aminoácidos licina, arginina, leucina e isoleucina que nos aportan energía. De ahí que sea muy beneficioso tomar una rica horchata casera a media mañana o por la tarde para darle un impulso de energía al día.

 

3.- Fuente natural de vitamina C y E,  la convierten en un excelente antioxidante que combate los radicales libres y en un estimulante del sistema inmunológico.

 

4.- De muy fácil digestión, es una alternativa estupenda a la leche convencional de vaca. Es rica en enzimas digestivas, lipasa, amilasa y catalasa. Al no tener lactosa es perfecta para intolerantes.

 

5.-  Posee un alto nivel de ácido oleico (al igual que aceite de oliva) que ayuda a nutrir la piel y prepararla ante agresiones externas. Además de ser rica an ácidos grasos monoinsaturados, también lo es en poliinsaturados, beneficiosos para la salud cardiovascular.

 

6.- Su contenido en potasio convierte a la chufa en un alimento que ayuda a controlar la presión arterial. En estudios realizados en torno a la chufa se ha llegado a la conclusión de que la chufa aporta más potasio al organismo que un plátano La importancia de gozar de buenos niveles de este mineral fundamental para el organismo es importante para regular la cantidad de ácido-base y repartir el agua por todo el cuerpo. La carencia de potasio ocasiona debilidad muscular, fatiga, tensión baja, arrimia o estreñimiento.

 

7.- Entre los minerales que contiene junto al potasio hay que destacar su proporción de magnesio, un mineral  que es responsable de más de 300 interacciones bioquímicas en el organismo. 100 gramos de chufas, aportan entre el 13 y 17% de lo que diaramente necesita un persona para mantener sus niveles de magnesio saludables. 

 

8.- Sin gluten, sin fructosa y sin lactosa.

 

9.- Para las mamás estimula la producción de leche materna.

 

10.- Ayuda en casos de diarrea.

 

¿Cómo preparar un saludable horchata de chufa casera?

 

Es tan sencillo que no te lo vas a creer y el resultado es tan rico que os va a gustar a todos en casa. 

 

Necesitas:

 

  • 250 gramos de chufas (siempre te recomendamos ecológicas).
  • 1 litro de agua mineral.
  • Opcional:endulzante: canela (nuestro preferido), pero también podéis usar sirope de agave o estevia. Piel de limón.

 

Preparación:

 

1.- Lava las chufas bien y déjalas en remojo durante al menos 48 horas. Te recomendamos que las guardes en la nevera y que cambies el agua varias veces al día.

 

2.-  Pasado el tiempo escurre bien las chufas y colócalas en un procesador con el litro de agua mineral. Bátelo todo bien y a continuación cuélalo con un colador de tela para desechar la pulpa.

 

3.- Coloca la horcha en un jarra, añade la piel de limón y la canela, remuévela bien, déjala reposar un par de horas y a disfrutarla.

 

¿Te animas a probar? ¡Salud!

 

últimas noticias

top